A Ritmo de Tambor

¡El son del vivir Latino!

Otro Menor Muerto es Otro Crimen Insensible

El niño fallecido Misael Fernandez Feliz

 Misael Fernandez Feliz era un niño de 15 años con ganas de vivir. Un poco callado y pensativo, pero alegre. Varias mañanas a la semana iba para la casa de su abuela a tomar el desayuno y pasaba un tiempo con sus tías y primos. Sus padres lo querían, apreciaban su tímida personalidad y yo lo vi como un niño dócil.

Misael era un hijo, nieto, sobrino, hermano y sobre todo un ser humano. Era mi primo y por ende familia. Pero su corta vida fue apagada por un grupo de sus ‘amigos’, cuando su pequeño cuerpo fue encontrado en el Río Yaque del Sur a una semana de su desaparición con la cabeza desprendida.

Se preguntarán porque escribo tan trágica noticia acerca de un familiar. Lo hago por el simple hecho de que me imagino que no soy la única que ha perdido a alguien cercano en circunstancias semejantes y que se pregunta que pasará ahora.

Por los hechos y las versiones dada por los amigos, el acto se asemeja a un crimen premeditado en donde los participantes cambian de versiones en cuanto a los hechos. La prueba más contundente es la forma en que apareció el cadáver y los testimonios de sus familiares al identificarlo.

Desafortunadamente, esto tal vez no sera suficiente en una corte ya que los detenidos son menores de edad y por ende las leyes hacia ellos son especiales.

La Cámara de Diputados aprobó el 8 de noviembre la modificación a ocho artículos al Código de Niñas, Niños y Adolescentes o mejor conocido como el Código del Menor, el cual se utiliza para penalizar a los menores que comenten actos delictivos.

Las modificaciones hechas al código aumentan la pena máxima de tres a 10 años de reclusión para los menores que cometan crímenes con edades entre los 13 y 15 años; y aumenta la pena máxima de cinco a 15 años a los que quebranten la ley con edades entre 16 y 18 años.

Aunque la reforma al código suena bien en papel, si somos realistas y vemos como un menor de 13 años cumpla una condena de 15 años por un crimen, para el tiempo de su libertad tendrá 28 años de edad. Para ser realistas esto implica que en un sistema corrupto como lo es el carcelario, el joven de 28 años será más propenso a cometer otras fechorías y crímenes de mayor repercusión.

En dicho caso, ni los menores se salvan de cometer crímenes, incluyendo asesinatos. En la sociedad que vivimos hoy en día, los jóvenes están expuestos a un mar de información vasta, la cual no se puede controlar y mucho menos censurar, ya que es difícil con la amplia gama de tecnología disponible, en especial el libre y fácil acceso al Internet.

También se puede culpar a la falta de educación básica y a una formación adecuada en el hogar, ya que las escuelas en la República Dominicana no cuentas con el apoyo de un cuerpo de gobierno competente que escuche sus ruegos para mejorar la infraestructura educativa. Tampoco los padres hacen muchos por el hecho de que la mayoría que cometen crímenes vienen de hogares quebrantado, en donde hacen falta uno de los padres y por ende la disciplina en general.

Por lo tanto, actos delictivos cometidos por los jóvenes serán más frecuentes y horrendos. Ya no se tratará de un puñetazo en el ojo de un compañero, sino del uso de armas blancas y hasta armas de fuego para terminar con celos, envidias y odios entre menores.

En el caso de Misael, las autoridades deberían de no solo investigar lo hechos de forma cronológica, sino también interrogar a los implicados, a los padres de estos y buscar testigos. Hacer un estudio detallado de los resultados del médico forense y de ahí tratar de deducir el motivo de tan cruel hecho. Ya que no es posible que un niño que simplemente se haya “ahogado” termine con l y la cabeza desprendida.

A Misael ya le dieron paz a sus restos mortales. Creo que ya es hora de que su alma descanse, pero para eso se necesita la verdad y eso no sucederá hasta que los encargados de buscar justicia dentro del sistema legal hagan su trabajo como debe de ser.

Aunque el crimen es ya parte del diario vivir en la República Dominicana, hechos como estos hacia un menor dejan un amargo sabor en la boca y preguntas que tal vez jamas tendrán respuestas.

Este tal vez no sea el caso Llenas-Aybar, en donde el dinero era protagonista, y la policía movió cielo y tierra para encontrar al menor.Pero si es uno en donde un niño perdió la vida,y aunque no era rico, merece toda la atención de la prensa ya que esto le puede suceder a cualquiera.

El Odio Racial Aún Vive

Ser dominicano parece ser un crimen hoy en día. Decir que lo es resulta mucho peor aún para muchas personas.

El las últimas dos semanas, en el estado de New Jersey se han cometido varios crímenes de tono racial hacia los dominicanos. Desafortunadamente, éstos delitos son perpetrados por personas de la comunidad Afro-Americana en los Estados Unidos.

En uno de los incidentes, un grupo de adolescentes y jóvenes adultos entraron a una lavandería en donde se encontraban varias mujeres con sus hijos. Los jóvenes les preguntaron de que etnicidad eran y ellas les contestaron “dominicanas”, a lo que procedieron a impatirles golpes. Desde puñetazos hasta insultos derrogatorios, el ser dominicanas en ese momento se convertio en una pesadilla.

Aunque suene poco creíble, incidentes como éste están sucediendo con más frecuencia. No solo son los dominicanos los afectados, también los ecuatorianos, mexicanos, guatemaltecos, entre otros.

Hay personas que dicen como es que son ahora los Afro-Americanos que son los responsables de éstos hechos cuando historicamente eras los anglosajes con su récord de ataques raciales.

Es incomprendible como una raza que fue tan perseguida por varios siglos, desde ser esclavos abusados a no tener derecho al voto como cualquier otro ciudadano estadounidense, sean los iniciadores de hechos tan asquerosos como éstos.

Los Afro-Americanos han sido uno de los grupos más oprimidos en la historia de este país. Lo más triste es que en vez de apoyar a los vulnerables como los inmigrantes, son partícipes del odio hacia ellos y a la errónea idea que serán los que tomen sus empleos, viviendas, parejas y hasta que sean los más beneficiados en cuanto a los cambios experimentados en las leyes del país.

Siempre se ha dicho que la unión hace la fuerza, pero parece que el memo aun no le ha llegado a los Afro-Americanos en New Jersey.

Es tiempo de dejar el odio racial en la patética historia de abusos de los Estados Unidos. Trabajemos juntos para forjar un mejor futuro y enseñarle a futuras generaciones que las diferencias de color de piel, lenguaje y costumbres son los que nos hacen únicos e interesantes.

Y aquel que le moleste el que seamos dominicanos u de otra nación latinoamericana, pues como dicen en Quisqueya la Bella “que se chupen un cable” porque de aqui no nos vamos aún. Habran dominicanos para rato.

La iglesia Católica continúa el abuso sexual

Los anuncios constantes de los abusos por parte de párrocos eclesiásticos de la iglesia Católica no son una novedad hoy en día. Pero lo que si debería de mortificar es la cantidad de abusos registrados y lo que la ley no está haciendo para devolverle un pedazo de vida a las víctimas de tan bochornosos episodios.

Solamente en la región del Medio Oeste en los Estados Unidos, hay 4 mil casos de abusos infantiles por parte de sacerdotes a través de los últimos 40 años. La cantidad es sorprendente y a la vez abominable al saber que un ser querido pudo ser víctima de una violación del Artículo 5 de la Declaración Universal de Derechos Humanos:  Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Este simple artículo expresa la necesidad del ser humano de ser libre y poder expresarse como es y como quiere. Esto también dicta que ningún otro ser humano debería de interferir con nuestra estabilidad emocional, mental y física, a tal punto que sea dañino.

Para muchos es imposible entender como un adulto, y en especial un párroco comete un acto tan bajo. Pero es mas inquietante para el niño/a ver como le violan el simple derecho de ser inocente y le quitan la virtud de crecer en un mundo menos agrio en el cual vivimos actualmente.

Para los creyentes es un momento difícil también el solo hecho de ver como representantes religiosos que se ganan la vida sermoneando la palabra de Dios, violan sus mandatos y se burlan de El como un espíritu no materializado que no tiene poder físico para causar daño a los malhechores.

Es triste ver como la fe es tomada de burla y familias enteras sufren acontecimientos innecesarios por la satisfacción sexual de unos cuantos depravados y que la alta jerarquía de la iglesia Católica e incluyendo el Papa no toman las represalias necesarias para dar a entender que las leyes del hombre y de Dios debería ser la misma y que nadie es impune a ellas.

Con la última disculpa del Papa por las recientes acusaciones hacia clérigos de la iglesia a través de Europa, tal vez se abra un capítulo nuevo en la estructuración de la institución ecuménica y se tome en consideración a aquellos feligreses que le oran a un Dios que ama, perdona y sobre todo no cree en abusos de genero morboso.

Tambiés se espera que las autoridades pertenientes tomen cartas en el asunto para que la última mitad del siglo de abusos se resuelvan y que laotra mitad no se repitan. Y que los sacerdotes perversos recuerden que “a cada cerdo le llega su sábado.” 

¡Amen!

Mujeres dignas las hay también

En un mundo principalmente patriarcal, es confortante ver como el genero femenino se abre camino en posiciones de poder y desiciones elevadas como lo es el caso de la nominada a la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos, Elena Kagan.

Si es confirmada y jurada, se convertiría en la cuarta mujer a tomar el cargo de juez para tan importante institución en la historia de la corte. También sería la tercera mujer en formar parte del banco de nueve jueces en los 112 años de existencia de la Suprema Corte.

Ver pasos como estos en nuestro planeta en deterioro, da una gota de esperanza para aquellas niñas que sueñan con ser ejecutivas, científicas y hasta presidentes. También dan ganas de seguir luchando por los derechos de la mujer y por la igualdad de género, aunque sabemos que eso tomará más que una nominación a una Suprema Corte. Pero no deja de ser un importante paso en la historia de la mujer ya que la nuestra es una lenta y de mucha lucha.

Hoy en día, han habido y hay más mujeres presidentes que hace 50 años. También somos atletas, maestras, abogadas, médicos y sobre todo madres. Muchas tomamos el rol de madre y profesional a la misma vez, y la mayoría de las veces somo triunfadoras. Pero, aún hay lugares en donde el rol de madre y ejecutiva no tiene cabida y por más que se quiera hacer las dos cosas a la vez, una de ellas va a sufrir. Es aquí donde el hombre debe de interceder y los políticos meter sus manos. Es importante crear oportunidades para las mujeres madres y con carreras que les permitan balancear adecuadamente un hogar y un empleo. A esto se suman los lugares de trabajo que no dan permiso de maternidad a las mujeres embarazadas a punto de dar a luz, y si los hay, sería todo hasta el último día de trabajo o hasta que rompa fuente. Estos mismos lugares optan por no pagar la maternidad y le hacen el proceso de seguro médico para el recién nacido difícil y hasta imposible.

Hay otros lugares que no tienen planes de cuidados infantiles, guarderías u otra especie de plan para el bienestar de los niños. Por esto muchas madres deciden quedarse en casa cuidando de sus crías hasta que tengan edad de ir a la escuela, por falta de recursos monetarios o de personal que pueda cuidar a su hijo/a.

Es triste y a la vez real la situación por la que pasan muchas mujeres hoy en día y da lástima ver que estamos en el siglo XXI y aún seguimos siendo marginalizadas y menospreciadas. Por eso la nominación de Elena Kagan junto con el triunfo de Sonia Sotomayor en la Corte Suprema, da un respiro de alivio para aquellas mujeres que ven es si una esperanza nueva para un mundo en donde se nos considera el género débil.

Podrán ver muchos opositores a Elena Kagan, en especial conservadores políticos; pero este sería un triunfo para la Corte Suprema ya que necesita de sangre nueva que de que pensar y como actuar mas libremente en un país donde la palabra libertad es el pan nuestro de cada día. Pero donde en realidad la libertad viene acompañada de múltiples barreras y limitaciones.

Con la nominación de Elena Kagan, los homosexuales en las fuerzas armadas tienen una aliada, ya que ella se opone a la ley de “no preguntar, no decir” que se proclamó en el gobierno del entonces Presidente Bill Clinton. Es una mujer que sabe que el derecho a la igualdad empieza por ver a todos con los mismos ojos y en vez de categorizarlos dentro de estereotipos, agruparlos bajo una misma especie aunque sean de géneros diferentes.

Esperemos que la nominación de Kagan sea otro impulso más de legisladores por aceptar a la mujeres en cargos de suma importancia y darles el valor que mucho hace falta aún.

¿Acaso la muerte no tiene moral?

En una sociedad donde poco a poco se están perdiendo los valores morales, no ha de sorprendernos cuando alguien hace algo fuera de lo común. Pero es inevitable el ‘shock’ inicial de ciertas imágenes y las preguntas que siguen dando vueltas por la mente de como es posible ciertas cosas.

Me refiero a lo del “Muerto encima de la Moto” en Puerto Rico. Noticia que le ha dado la vuelta al mundo, quizás por su originalidad o como muchos comentan, el alto nivel de morbo que contiene.

Esta semana, en el barrio de El Señorial, en Caguey, PR un joven de 22 años fue baleado a muerto por unos sicarios en asuntos relacionados con armas y drogas. David Morales Colón fue ultimado y su cuerpo velado en la Funeraria Marín. Muchos se dieron cita al velatorio para presentarles sus respetos y condolencias a la familia, pero no contaron con el espectáculo que presenciaron. El joven encima de una motocicleta regalada en vida por un tío suyo. Parece un maniquí moldeado y posicionado como una persona viva montada sobre la moto como si fuera a salir corriendo de ahí en cualquier momento.

Los presentes estaban sorprendidos, aunque muchos expresaron su admiración por un trabajo “creativo” y poco usual. Otros han expresado el amargo sabor que les dejo en la boca después de ver las fotos en varios sitios web. Por mi parte, estoy tratando de darle sentido a todo, pero desafortunadamente no lo encuentro.

Entiendo que el joven vivió una vida acelerada y volátil, pero lo que no comprendo es como sus familiares le celebran en muerte los errores en vida de una manera de muy mal gusto.

En muchos países los rituales funerarios son bastante distintos y a nuestros ojos muchos parecen locuras. Por ejemplo en muchos países orientales, el blanco o rojo son los colores de la muerte mientras que en el hemisferio occidental es el negro. También hay varios países en Indonesia que hacen una celebración de una semana para enterrar a su muerto, mientras que en otros una misa u oraciones es el orden. No podemos juzgar de esa manera en base a las diferentes costumbres. Pero lo que si puedo decir es que en Puerto Rico parece que se está poniendo de moda velar a sus muertos de maneras “artísticas” y poco ortodoxas.

Esto me deja varias preguntas, ¿de que sirve velar a una persona con tanta fanfarria si ya muerta está?, ¿acaso se muestra respeto a la persona fallecida al ser exhibida como un objeto más?, ¿como deberían los medios manejar historias como estas?, ¿donde se pierde el principio moral y donde empieza la morbosidad?

Estas preguntas y muchas más inundan mi cabeza, pero al mismo tiempo me dan lástima que en una sociedad tan “avanzada” creamos que la libertad de expresión se tome de manera burlona y de muy mal gusto. Es bueno mostrar lo que pasa alrededor del mundo, pero no glamorizar ciertas cosas que solo confunden a una generación ya en bastante enredos. No es bueno dar a entender que no existe la moral y el buen gusto para la televisión local. Ni tampoco es bueno mostrar a los Latinos, no importa de que país sean, de una manera vulgar y mediocre.

Es hora de censurar ciertas cosas, por el bien de nuestra gente y de futuras generaciones.

La televisión dominicana y la vergüenza

En el día de ayer, en el programa de Los Dueños del Circo en Digital 15 y Telemicro Internacional -el cual se transmite a través de varios países en Latinoamérica e Europa- se presento un hecho bochornoso para la televisión dominicana, pero en especial para su público; se armó los que los dominicanos llamamos un “pleito”.

La presentadora de televisión Venya Carolina fue de invitada al programa de los faranduleros venezolanos para ser “entrevistada”. Resulta ser que uno de ellos, Enrique Crespo comenzó por insultar a la presentadora cuando ella estaba presente en el asiento del lado. Venya por su parte se irritó y comenzaron los insultos por ambas partes. Llegó al extremo de que Venya se paró, caminó hacia Crespo y lo agredió. Este a su vez se defendió propinándole golpes a Venya. Pelea que pasó después a manos de los otros dos conductores La Berny y Alí David Demey. Estos a su vez se agruparon en contra de Venya mientras que Crespo aún seguía dándole. Venya terminó en el suelo y el trío de “presentadores” prosiguieron a darle trompadas, jalones de pelo y patadas. Uno de los camarógrafos parece estar tratando de separar a Venya del grupo, pero las imágenes no se ven muy claras en cual es su verdadera intención. Todo esto paso en menos de cinco minutos y mientras las cámaras aún seguían grabando.

Ahora mis preguntas son las siguientes: ¿hasta cuando el público dominicana va a tener que soportar actos bochornosos como aquel en la televisión dominicana? ¿Será que el señor Juan Ramón Gómez Díaz va a tomar cartas en el asunto y por fin acabar con un programa tan despreciable y de mal gusto? ¿O es que como todo lo que pasa en la República Dominicana (y cuando digo todo, me refiero a la corrupción por parte de las autoridades en especial) quedará impune y llegará a formar parte de la cotidianidad dominicana?

Estos llamados “presentadores” se ganan la vida hablando mal del prójimo. Llegaron a la República Dominicana para acabar con la dignidad de las personas que forman parte del medio artístico. De ninguna manera estoy diciendo que aquellos pertenecientes a la farándula son exentos de culpas en muchos de los actos que hacen, pero quien es libre de pecado, que tire la primera piedra.

Ya la televisión dominicana esta repleta de vagabunderías de por sí, para ahora venir a publicar peleas de mal gusto en ella. Con programas de variedades que promueven a las mujeres como objetos sexuales bailando para el deleite de hombres sonrojados y locos por llevárselas a las camas, hasta premiaciones sin bases ni fundamentos que no otorgan merito a quien en realidad se lo merece por trabajos de años y arduos labores en los medios. Y como olvidar los segmentos de humor que solo dejan riendo a los empresarios que se llenan los bolsillos de miles de pesos cada día al ver como tratan de animar a la gente, pero en vez los dejan con mas alcohol del que pueden aguantar.

Hechos como estos son los que la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía debería condenar y prohibir en la televisión dominicana. Esto solo da a entender a los demás países que somos una partida de salvajes y chismosos que si no sabemos controlar el contenido de nuestras redes televisivas, no sabremos manejar un país. Y en eso hay una verdad muy amarga de la cual todos los dominicanos debemos estar pendientes.

Es ridículo ver como la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía prohíbe el toque de ciertos temas en la radio, pero no la transmisión de programas que bajan la moral y ensucian la sociedad dominicana. ¿Me pregunto donde están sus principios y hacia donde recae su lealtad. Hacia el pueblo dominicano por deberle respeto o a los empresarios que obviamente pagan sus salarios?

¿Acaso Oquendo Medina no tiene los pantalones suficientes para reclamarle a Gómez Díaz que cancele a Los Dueños del Circo? ¿O será que un episodio como este no es de importancia para la Comisión? Me pregunto también que acciones tomará Venya Carolina al respecto? Porque de ninguna manera estoy diciendo que su comportamiento fue el correcto ya que ella inicio los golpes, pero tampoco soy solidaria de abusos contra las mujeres. Porque aunque sean un grupo de homosexuales aquellos presentadores de Los Dueños del Circo, siguen siendo hombres y a una mujer jamás se le debería alzar la mano.

Esto da camino a otro tema y es el de como la televisión dominicana parece fomentar la explotación femenina, la violencia contra la mujer y los despliegues de alto contenido sexual que se transmiten a todas horas del día para los ojos de niños y adultos a la vez.

Es cierto de que el pueblo se queja del estado del país, de la falta de empleos, las calles sin arreglar, la comida muy cara, el transporte ineficiente y políticos inescrupulosos; pero es hora de que también alcen las voces por el contenido de su programación televisiva. Ya que en un siglo tan visual e influyente, la televisión es el primer medio de información y educación para muchos. ¿Y si no tenemos lo adecuado para crear conciencia y promover principios íntegros en nuestra sociedad a través de la televisión, como vamos a criar a futuras generaciones de acuerdo con un sentido de moral positiva?

Los dejaré con esta frase: “La moral es una de esas cosas que nos diferencian de los animales y que, a veces, nos olvidamos de cultivar”.

Video de Venya Carolina y Los Dueños del Circo:

http://www.youtube.com/watch?v=42B25T03IV8

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Hola Gente!

Parque Colón en Santo Domingo, República Dominicana¡Bienvenidos al son del vivir Latino: “A Ritmo de Tambor!

Aquí leerás todo lo más reciente a las noticias de los países Latinoamericanos con un enfásis en el Caribe. Queremos darle un contenido lleno de información, comentarios, fotografías y mucho más que haga su paso por aquí agradable.

Somos un grupo que acepta y respeta los diferentes puntos de vistas. Por tal razón le invitamos a que haga lo mismo con todo aquel que aporte algo a esta página. Creemos en la libertad de expresión, pero sin abusos extremos.

Gracias por escogernos para su deleite y esperámos que disfrute todo lo que le brindémos.

¡Hasta Pronto!

Navegador de artículos